¿Puede alguien hacer algo?

Tengo cuatro hijos y sé muy bien lo que supone pelear con críos de todas las edades. A eso le sumo que trabajo con muchachos que tienen entre once y dieciséis años. Tengo bien aprendida la lección.
Cuando un niño llora, pongamos durante hora y media, el mundo se convierte en un infierno. Si son dos los que lloran quisieras desaparecer del mapa. Y si, además, tienes a otros dos haciendo trastadas o dando el coñazo, preferirías no haber nacido. Todo eso es verdad. Son pocos los momentos de descanso, muchos los problemas y sientes que tu vida se reduce a la mínima expresión.
He pensado muchas veces que, a poco zumbado que estés, un niño te puede hacer cometer una locura. Lo pienso y lo digo aún sabiendo que es un disparate. Pero claro, no quiero decir con ello que se justifique poner la mano encima a un chaval y menos a un bebé. Si hay que hacer una barbaridad lo mejor es tirarse por la ventana, lanzarse contra una pared hasta romperse todos y cada uno de los huesos propios de la nariz o huir al Congo sin dejar rastro. Lo que sea menos pegar a un niño una paliza y mandarle a la unidad de cuidados intensivos de un hospital.
Un niño llorando una noche entera saca de quicio a cualquiera. Sé lo que digo. Pero es una criatura que no sabe ni lo que hace. Después de tantos años de experiencia he aprendido que si un bebé llora no lo hace sabiendo la razón. Más que nada porque no es consciente de que tiene hambre o frío o el culo irritado. Llora porque no sabe hacer otra cosa cuando la normalidad se rompe. Yo mismo he perdido los papeles en alguna ocasión y he dicho barbaridades que no puedo repetir por sentir vergüenza. Pero la cosa debe quedar en eso.
A los elementos que andan sueltos por el mundo y que se dedican a apagar cigarros en el cuerpo de sus hijos, a las madres que permiten algo así y a todos los que permiten que esto suceda, habría que meterles en una celda de castigo durante los próximos quinientos años para que estuvieran la mar de tranquilos.
Que alguien haga algo, por favor. Y, si puede ser, rapidito. Esto es una vergüenza.


Comentarios cerrados.