Adioses. 2

– Tengo que decirte una cosa muy importante. Ahora que estoy a punto de morir confieso que te fui infiel. Con la Chelo, con Cristina la hija de Ezequiel, con tu hermana Rosario y con Dolores la panadera. Las putas no cuentan.
– Todo eso ya lo sé. Por eso estoy aquí viendo como te mueres poco a poco, disfrutando de cada segundo. Cada instante que resta me siento más feliz.
– Eres malvada. ¿Cómo puedes hacerme esto? Me muero y tú me martirizas en el último instante.
– Y tú. Tú me mataste hace mucho tiempo, hiciste que no pueda recordar un solo momento feliz a tu lado. Desde el primer instante.
– Te quiero. No sabía lo que hacía.
– La que nunca ha sabido lo que hacía soy yo. Y las putas sí cuentan.


Comentarios cerrados.