Amor verdadero (3)

– Pero sor Ernestina ¿Cómo vienes con el hábito puesto? ¡Esto es una casa de citas!

– Don Inocencio, el amor lo puede todo, da fuerzas y valor, nada lo puede parar. Se lo he escuchado decir un millón de veces desde el púlpito, don Inocencio.

– Ernestina ¿tú eres tonta o qué te pasa? Ernestina, Ernestina, Ernestina. Bueno, qué le vamos a hacer. Ve tomando un baño y, mientras, reza alguna cosita. A ver si te pasa el atolondramiento.

– Pero don Inocencio, ¿qué hay de malo en mostrar mi amor? ¿Acaso no siente usted lo mismo por mí?

– Ernestina, al baño.

© Del Texto: Gabriel Ramírez Lozano


3 Respuestas en “Amor verdadero (3)”

  • AlmaLeonor ha escrito:

    ¡Hola!
    La monja se subió el hábito, el hombre se bajó los pantalones….. ¡¡No veas lo bien que corría ella y lo mal que corría él!!!
    Besos.AlmaLeonor

  • MERCHE ha escrito:

    Vaya tela… juassssssss… viva la imaginación del escrito.. pero caramba con la del lector..
    jajajjajjajajaaj

    saluditos….

  • Ana María Lozano ha escrito:

    Sí, Merche, telas muchas, demasiadas para la ocasión, jejeje.
    esa foto me suena, pero en blanco y negro ;).Vaya con el púlpito y la sor. menos mal que se llamaba Inocencio…uf!