Diario de un suicidio: ¿Por qué no se suicida media humanidad?

Hoy he mantenido conversaciones estúpidas con personas que deberían plantearse acabar con la tortura que debe suponer una existencia como la suya. No se puede ser más tonto. No es nada nuevo que hable con alguien y piense, al mismo tiempo, que debería caerle un yunque encima y destrozarle el cráneo. Siempre fue así aunque, cada día que pasa, lo llevo peor. Esta mañana se acerca una tal M. (el nombre indica con enorme exactitud que la pobre es tonta de cojones). Sonríe. ¿Cómo puede esbozar esa mueca una mujer con tanta facilidad? ¿Acaso es obligatorio ser agradable con los demás? M. o la señora gilipollas (como quieran ustedes) además de sonreír comienza a decir cosas. Yo asiento sin preocuparme de si lo hago después de escuchar que su madre ha muerto o que la bolsa se ha desplomado. No escucho. Sencillamente muevo la cabeza levemente para fingir cierto interés. Llega el momento en que M. termina de hablar. Enciende un cigarro y espera a que sea yo el que comience a soltar idioteces por la boca. Sin embargo, yo que estoy por encima de tanta patraña; yo, que quiero ordenar mis ideas para tener claro el porqué me voy a saltar la tapa de los sesos; decido hablar para decir algo inteligente, algo que le haga sentir remordimientos por estar viva. También un ser como este tiene derecho a recibir una luz que le aclare el camino.
– M. voy a decirte algo importante. Debes escuchar con atención, debes intentar memorizar lo que vas a escuchar. Voy a descubrirte parte del mundo al que muy pocos pueden llegar. Escucha con atención.
(He de decir que M. me miraba con los ojos muy abiertos, sin apenas pestañear y que ha pedido una copa de algo (puede ser anís) antes de exclamar; vale, vale, cuenta hijo mío, soy todo oídos, no tengo nada mejor que hacer; muestra palpable de la atración que las personas sienten por mí cuando me tienen delante).
– M. voy a levantarme la tapa de los sesos. Y lo haré por todos vosotros. Es necesario, es bueno, es algo vital para el ser humano.
– Qué bien. B. te estaremos eternamente agradecidos, ha contestado mientras encendía otro cigarrillo.
– Todo el mundo, (he continuado sin tener en cuenta el aliento de M.), todo el mundo sin excepción cree que un esfuerzo individual no sirve de nada, que es una gota de lluvia que cae al mar. Pero todo el mundo está equivocado. Un esfuerzo puede cambiar el mundo. El mundo no es otra cosa que la suma de los sacrificios de cada ser humano. Imagina la belleza de un momento en que, como si fuéramos uno solo, nos pegáramos un tiro en la puta cabeza o nos tirásemos por el balcón. Desconcertante la magia del instante ¿verdad? Pero hay que empezar por lo poquito, por un gesto individual. El mío. Y hacerlo saber. Eso es fundamental. Mira, Cristo murió y, al principio, no paso nada. Pero en cuanto alguien decidió hacer circular la noticia con ciertos arreglos estéticos no veas la que se organizó. Yo voy a suicidarme, yo voy a enseñar el camino hacia la verdad. Mis sesos esparcidos por la habitación no serán gran cosa, pero sí su significado. Por eso te lo cuento a ti, querida M. ¿Lo contarás todo llegado el momento?
(M. teclea en su teléfono. Imagino que estará enviando mensajes a sus amigos haciéndoles partícipes de la gran noticia. Ha pedido otra copa y fuma sin parar).
– M. la idea es poder llegar más allá de lo que vemos. Por ejemplo, tú me estás viendo a mí, pero no puedes alcanzar a ver mi gran inteligencia, mi valor descomunal como ser humano. Esas son cosas inapreciables si no se hace un pequeño esfuerzo. Y yo lo haré por ti y por todos.
M. se ha levantado, se ha dado la vuelta y ha salido del bar. Es normal. Resistir esta avalancha de sabiduría no es fácil.
Ya tengo algo más claro todo esto. Me voy a suicidar como esfuerzo personal que servirá al ser humano para que aprenda de ello. Ojalá sea así. Por fin entenderán que el camino es este y no otro. Tendrán, por fin, una razón para hacerlo.

(Continuará)


6 Respuestas en “Diario de un suicidio: ¿Por qué no se suicida media humanidad?”

  • Edda ha escrito:

    Suicidarse debería ser delito. De alguna manera, el que no lo consiga tendría que ser condenado a vivir eternamente y ver como van muriendo sus seres queridos. Sentir de esa forma el dolor que ellos dejan.

  • Anónimo ha escrito:

    ¿Por qué debería ser delito ? Somos dueños de nuestra propia vida. El delito es que te la quiten, que te la jodan.
    Yo equiparo el suicidio con la eutanasia, pues la persona está sufriendo, bien sea psíquica o físicamente.
    Estoy plenamente convencido de que,además de que todos padecemos algún tipo de trastorno (¿carencia?) mental, muchas personas no lo hacen porque no tienen cojones, pero irse al otro barrio les parecería la mejor de las opciones frente a su mierda de vida.
    Espero el “continuará”, amigo.

  • Edda ha escrito:

    Claro, por eso lo digo, porque te joden la vida Pero eso no lo ven.
    Puedo entender que lleguen a tal grado de desesperación, vale. Pero siempre, siempre, hay un motivo para seguir adelante.
    En fin, que tal vez la trastornada sea yo, pero no pienso quitarme del medio. Ni de coña.

  • admin ha escrito:

    El problema no es que exista una razón para continuar o no. El problema es saber encontrarla. Y hay personas que son incapaces de mirar a su alrededor por distintas causas. La única opción es esa. La toman y listo.
    Son muchos los que dicen que el suicida es egoísta porque deja dolor sin pensar en ello. Yo digo que el egoísta es el que queda vivo pensando en el dolor que le han dejado puesto. ¿Qué pasa con el sufrimiento del que quiere morir y para ello tiene que quitarse la vida?

  • Edda ha escrito:

    Yo creo que el que quiere morir no es egoísta. Como dices, es tal el sufrimiento que no ve otra salida. El que se queda, no piensa en el dolor. Lo siente y muchas veces se queda con la frustración de no haber sabido evitarle al otro ese sufrimiento. El egocéntrico se quiere al menos un poquito. No creo que quiera quitarse la vida.

  • ELY ha escrito:

    Las personas que quieren morir, en verdad no quieren morir lo que quieren es matar el dolor……. y ven a la muerte como una solucion…… sin embargo la muerte es una decision irreparable a un problema temporal.