Dientes de león en el cruce de caminos

– Pide un deseo y sopla. Venga.
– Si lo hago nadie podrá hacerlo nunca más. Es imposible volver a poner las cosas en su sitio. Tan sólo quedará una ramita pelada.
– Pero tu deseo se cumplirá. Y eso es lo que quieres ¿no?
– Te estoy diciendo que sólo quedará una rama pelada y que no habrá marcha atrás.
– Te pones imposible. Trae. Ya lo hago yo.
– ¿Qué has pedido?
– Estar a tu lado toda la vida. ¿Qué te parece?
– Pues que necesito encontrar un diente de león ahora mismo para pedir un deseo. Es urgente.
© De la imagen: María Holguera


2 Respuestas en “Dientes de león en el cruce de caminos”