En serie o en paralelo

Ya hemos instalado el árbol de navidad. Adornos incluidos, claro. Ante la indiferencia de los dos mayores, con gran alboroto de los dos pequeños y bajo la atenta mirada de los adultos para evitar destrozos innecesarios. Lucen las pequeñas bombillas de colores, brillan los adornos que anuncian alegría por los regalos, por los días libres en el trabajo, por el descanso académico.
Siendo joven, aprendí en el colegio que esto de las luces funcionaba, bien en paralelo, bien en serie. Recuerdo que si se fundía una bombilla, bien se apagaban todas, bien seguían luciendo las supervivientes. No recuerdo ni cómo ni el porqué. Pero una instalación permitía (no sabría decir cual de ellas, ni si es correcto lo que digo, pero lo doy por bueno) que las bombillas lucieran aunque hubiese bajas.
Una de las bombillas (roja) no funciona. El resto sí. Supongo que se irán fundiendo con el tiempo. Hemos utilizado un enchufe de esos que hacen que la luz sea intermitente. De este modo, todo parece ir y venir con rapidez. Es lo que tiene la luz. Si está, vemos. Si falta imaginamos la realidad, la distorsionamos, perdemos la referencia que aporta uno de los sentidos.
El árbol de navidad. Las luces. Su intermitencia. La bombilla muerta. El brillo de los adornos. La sombra en la que se convierte el conjunto durante un instante.
Pienso en mí mismo. Ilusiones, esperanzas, objetivos, necesidades, eso que está por llegar. Todo funciona, todo depende del conjunto y no de una lámpara fundida. Para que esto se averíe es necesario que salten los plomos o que la compañía que suministra la energía cierre definitivamente. La intermitencia es molesta aunque se puede aprender a vivir con ella. Indiferencia, alboroto, vigilancia, ilusión. El conjunto de lo que somos gracias a lo que hemos sido. La luz que muestra lo que somos y marca la ruta para llegar a ser. Algunas bombillas sin funcionar.
Del árbol cuelgan bolas de colores, algún Santa Claus de trapo, una trompeta pequeña y dorada, adornos hechos con cartulina en el colegio, trineos en miniatura; cosas improbables, extrañas, desconocidas o irreconocibles.
Nunca antes había mirado el árbol de navidad con tanto interés. Debe ser por ello por lo que he decidido dejarlo encendido. Día y noche.


1 Respuesta en “En serie o en paralelo”

  • Edda ha escrito:

    Esas luces que brillan, lo harán con más fuerza para que no se note la ausencia de la luz roja y así el árbol de navidad no se pondrá triste. Y quien lo mire tampoco.