Escenarios

Ayer tocaba fiesta en el colegio de Guillermo y Guzmán. Despedida del curso. Ambos tenían que subir unos minutos al escenario junto a sus compañeros de curso. A la vez que descargaba una tormenta que daba miedo le llegó el turno a Guzmán. Igual que el resto de compañeros vestía camiseta a rayas, tirantes, tejanos y deportivas blancas. Un lazo hecho por ellos de cartulina al cuello (enorme) además de nariz y mofletes colorados. Estuvieron muy graciosos cantando la mítica “Cómo me pica la nariz”. Un grupito de niños estupendos. Cuando la tormenta se convirtió en el comienzo del fin del mundo le llegó el turno a Guillermo. La cosa iba de un ejercicio circense con pelotas volando de aquí para allá. También estupendos. En fin, una maravilla ver como disfrutan los niños haciendo estas cosas frente a sus padres.


Comentarios cerrados.