Hiperrealismo (2)

– Eres un miserable. Nunca pensé que pudieras llegar a ser tan cruel.
– ¿Te parece que soy cruel porque se me ha caído el pelo? Es algo inevitable.
– ¿Lo ves? Siempre vas a lo tuyo. ¿No podrías pensar en mí aunque sólo fuera una vez?
– Si es por eso por lo que se me ha caído. No he hecho otra cosa desde que te conozco. Más es imposible. Además, mi cuerpo rechazó los primeros siete mil quinientos treinta y dos pelos que me intentaron injertar y pedí que parasen la máquina.
– Creí casarme con un hombre bello que llegaría a ser algo en la vida. Y sólo tengo a un calvo. Nos tendremos que volver a casar. Esta sensación de fracaso no puedo soportarla. Esta vez lo haré con un calvo fracasado sin opciones. Así no me haré ilusiones y podré ser feliz.
– ¿No te haría mucho más feliz divorciarte con razón?


5 Respuestas en “Hiperrealismo (2)”