La más guapa de la historia del cine

No podía ser de otra forma.

Ha sido la elegida.

No me canso de repetirlo.

Una y otra vez.

“Si esta tarde tiene pensado sentarse frente al televisor para encontrarse con famosos en bañador, con ciclistas tramposos o con un documental que le deje fuera de combate a los treinta segundos, le sugiero que alquile una copia de “Dos en la carretera”, preparé un buen café solo con hielo y disfrute de una soberbia película. Y por supuesto, ni lo piense. La señora Hepburn es mi novia y no pienso consentir ningún tipo de interferencia. Ni de usted ni de nadie”.


Comentarios cerrados.