La noche del revés

Bar de copas. Una en punto de la mañana. Tres copas de media en el cuerpo por cabeza . Todos le parecen unos pijos de mierda. Pero mantiene el tipo. Una morena de ojos claros se acerca. Un bombón, piensa. No puede ser cierto, esto si que es triunfar, sigue pensando.
– Hola, me llamo Laura. ¿Trabajas o estudias?
– Hola, me llamo X., y trabajo, dice pensando que debería ser él quien hiciera ese tipo de preguntas tan idiotas (no deja de pensar, seguramente por efecto de las cinco copas que ha bebido. Siempre quiere estar por encima de la media).
– Ay, qué bien. ¿Cuánto ganas?, ella sonríe.
– Y tú ¿cuánto cobras?
Demasiado bonita para que hubiera sido normal, piensa. Levanta la mano delante de la cara del camarero. Otra copa, por favor.


1 Respuesta en “La noche del revés”

  • Edda ha escrito:

    Juas, juas, juas, no pienso comentar nada en este post. Ya lo hice en su día y me gané el apelativo de mujer de armas tomar, jeje.