Las cosas del revés (I)


– Ya no me quieres. Ni siquiera te fijas en lo que me pongo, en lo que hago o en lo que digo.
– Te equivocas. Me fijo mucho en lo que te pones, en lo que haces o en lo que dices. Por eso ya no te quiero.


3 Respuestas en “Las cosas del revés (I)”