Lo que nos espera después de la muerte

– ¿Por qué insistes en quererle? Él no te ama, no ha sabido perdonarte, a cualquier problema le pone tu nombre. Si continuas por ese camino terminarás despeñándote.
– Insisto en sobrevivir.
– ¿Fingir un amor maravilloso es lo que se te ocurre para salir adelante?
– Tengo el corazón seco, cuarteado. Estando con él, al menos, sé que nadie más podrá hacerme daño. Ya me he acostumbrado a este daño.
– Te estás matando.
– No, eso ya pasó hace mucho tiempo. Ahora lo que espero es tener un momento de paz.


Comentarios cerrados.