Los heroicos asesinos de hombres, mujeres y niños

Andan reunidos en San Sebastián algunos personajes importantes (unos lo son por buenos y otros por malvados) para dar lustre al abandono de la lucha armada por parte de la banda terrorista ETA. Es decir, unos tipejos que han colocado bombas en centros comerciales y casas cuartel de la Guardia Civil, en coches y playas; que han pegado tiros en la nuca a diestro y siniestro y que han jodido la vida de miles de personas; se quieren ir de rositas y con honores. ¿Han imaginado ustedes el escándalo que provocaría una reunión similar para conseguir que los violadores dejasen de violar o los pederastas no continuasen con el abuso de menores? Pues esto es igual de repugnante.
Abandonar las armas está muy bien. Y eso nadie lo puede criticar. Pero el mínimo coste ya repugna. Deben abandonar a cambio de nada, deben dejar de matar y amenazar ya y sin recibir nada a cambio, salvo las penas íntegras correspondientes para cada uno de los asesinos. Porque son asesinos. Gentuza que tienen la mente podrida. Sin embargo, en San Sebastián se está discutiendo no sé qué que les permitirá dejar las armas, pasearse por el escenario político sin problemas, gobernar un ayuntamiento o el parlamento vasco. O sea, borrón y cuenta nueva. Pero sólo para ellos. Los que ya están jodidos que se aguanten. Las miles de víctimas no cuentan. Pues no. Hay que cumplir las penas, hay que dejar de jugar a quiero un país independiente (a todos estos les quería yo ver a la puta cola de Europa sin subvenciones ni leches). Hay que dejar de ser bestias asesinas.
Aunque hay otra cosa que casi repugna tanto. Más por el maquillaje que se gasta para adornar el discurso que por otra cosa. Todos los políticos se quieren hacer con los mandos. Todos quieren parecer los salvadores, los que mejor han manejado una situación que les sobrepasó hace muchos años y sobre la que perdieron el control. Pero cada palabra es un voto, cada paso que se da y se apuntan es un voto. Son todos iguales. Los unos y los otros.
El pasado pasado es, los muertos muertos están, miremos al futuro. Frases fabricadas y vacías que se están manejando sin vergüenza alguna. Aquí, lo único cierto es que España está salpicada de víctimas y que el País Vasco está salpicado de los que siempre quieren serlo con una pistola en la mano. Pase lo que pase, se diga lo que se diga, siempre van de víctimas. Hay que joderse.
Crean que sé lo que digo cuando afirmo que hay cientos de personas con la vida destrozada gracias a estos tipejos, cientos de familias que nunca levantaran cabeza, cientos de personas que se sienten humilladas en este momento, que no duermen bien desde hace años. Esto me ha tocado vivirlo de cerca. Y no puede ser que los malos, ahora, parezcan los héroes y las víctimas del terrorismo parezcan una banda de almas en pena que vagan como tontos de baba por una cosa sin importancia. Ya está bien.
Si estos tíos comienzan a salir de las cárceles habrá que dejarlas vacías. No hay dentro de ellas nadie que tengan crímenes peores que ellos. Si estos tíos logran tener una vida normal sin haber pasado por la cárcel es que la catadura moral de los españoles es de muy baja estofa.
Entre políticos corruptos y mamarrachos, asesinos que parecen héroes, criminales que arruinan una civilización y son adorados; se le quitan a uno las ganas de todo. Qué desazón.


4 Respuestas en “Los heroicos asesinos de hombres, mujeres y niños”

  • Edda ha escrito:

    Duro tu relato de hoy. Muy duro.

  • Pepito Grillo ha escrito:

    Cojonudo tu opinión de hoy. Muy cojonudo.

  • Núria A. ha escrito:

    Pues así es, querido. Una cosa que atufa. Una vergüenza para muchos. La falta de moralidad es tan grande que no me cabe en la cabeza. La entrega de armas, la petición de perdón, el arrepentimiento aún no se huele por ningún sitio. Lo que se debe hacer con ETA es derrotarla y juzgarla, que paguen como los presos ordinarios pagan por sus delitos. Los asesinos, asesinos son. Que dejen de matar y de paso se mueran en la carcel.

  • M,R. ha escrito:

    Lo suscribo y comparto .