Mirando desde la ventana

¿Quién es el más asesino de los asesinos? ¿El que mata a un par de cientos de personas lanzando bombas de racimo? ¿El que cumple las órdenes pensando que no hay más remedio y que, de paso, alguna medalla le concederán? ¿El que tala árboles, sin ton ni son, para mejorar la cuenta de resultados de su empresa destrozando un mundo que será inhabitable muy pronto? ¿El que obliga a que nazcan niños condenados a morir de hambre diez días o diez años después? ¿Quizás un médico que practica abortos? ¿Cualquiera de nosotros permitiendo que todo esto pase?¿Quién tiene derecho a asesinar a otro asesino? ¿Quién es capaz de tomar una decisión desde la certeza? Parece que el frío va y viene de Madrid sin prestar atención al presente. El tráfico es denso. La gente camina con rapidez mirando hacia abajo. Un ruido constante parece no moverse desde hace años. Nadie en las ventanas. Pocos niños. Los que se ven, siempre acompañados de sus padres. Ninguno de ellos habla. Sospecho que nadie se quiere hacer preguntas que generen otras. Respuestas que acomoden. Eso sí.


Comentarios cerrados.