Nombres (21)

S.

Nunca he sabido qué hacer con mi esperanza.
Una forma gratuita de pensar en imposibles; sufrir imaginando lo que no ha sido nunca, lo que jamás será; construir mundos imposibles y deshabitados. Eso es la esperanza. Un lastre.
Sin embargo, hoy la impregno con tu nombre.
© Del Texto: Gabriel Ramírez Lozano


9 Respuestas en “Nombres (21)”

  • Edda ha escrito:

    La esperanza es lo que nos hace seguir adelante. Ver el futuro tan negro como lo pintas es engañarse tanto como si lo vieras rosa. La esperanza es verde, dicen. Llámala como quieras, pero no la pierdas.

  • Anonymous ha escrito:

    Germán:
    -¿ Saldría bien ?,pregunto mientras ella parpadea suspirando.

    Claudia:

    -No tengo ni idea.Si esto no merece la pena sabremos que el amor no existe,que es cosa de películas.

    ( … )

    Ella tiembla ligeramente,con calma.

    In nomine filii. ( Fragmento )
    Gabriel Ramírez Lozano.

  • Ana María Lozano ha escrito:

    Esperanza es algo que nunca se debería perder, pero para perder algo, primero hay que tenerlo o haberlo tenido. Pienso que todos los niños la tienen, que luego la vamos perdiendo, unos más que otros. Los hay que nunca la pierden hasta el último expiro.

    "sufrir imaginando lo que no ha sido nunca, lo que jamás será"
    Lo que no ha sido nunca lo podemos afirmar, pero el futuro… lo sabe alguien?
    Bien es verdad que quizás ese tipo de futuro "muy nuestro", muy íntimo, que sólo nosotros mismos pensamos en él con verdadera ilusión o con total desesperanza al saber que es totalmente imposible, ese futuro sí que puede ser predecible. Y cuando uno lo ve "negro" para sus propios anhelos, pues es desesperanzador. Entonces se pasa a vivir con el "piloto automático" puesto, y a disfrutar de lo que la Vida nos ha dejado a mano.
    la esperanza es lo último que se pierde? yo diría que es lo último que se debería perder. Pero se pierde y de qué manera…
    Intentemos no perderla y si la tenemos "encima" anhelar otras cosas que sí sean viables en nuestro futuro.

  • MERCHE ha escrito:

    Y que haríamos sin ella????…
    Como dice Edda es la que nos hace seguir adelante puesto que sin esperanza por algo o alguien… ummm
    se nos haría más complicada y dificil la vida…
    No dicen que sin vida no hay esperanza y sin esperanza no hay vida???

    Un saludito..

  • Edda ha escrito:

    Anónimo, curiosa frase la que ha elegido de esta novela para hablar de la esperanza. Porque la historia de Germán y Claudia no tiene futuro. Y la idea que tiene Claudia del amor es errónea a pesar de lo que persigue. Quizá eso por lo que lucha sea su única esperanza.

    Gabriel, como no escribas pronto otra novela vamos a hablar de "In nomine filii" in sécula seculórum.

  • Carmen Neke ha escrito:

    Aunque al final resulte que no merecía la pena, no vamos a poder librarnos del lastre de la esperanza. Afortunadamente.

  • Edda ha escrito:

    En las novelas siempre hay esperanza. El lector siempre espera algo más. Que todo se arregle, un final feliz, que coman perdices… Todo depende del autor. Pero en este caso, la última nota no fue entregada a la destinataria. No hay final feliz.

    Imagino que todos los que seguimos tu blog hemos leído la novela "In nomine filii". Los que no, háganlo. Se van a encontrar con una novela tremendamente dura. De las que dejan poso. Copiando a Charles Baxter en El festín del amor: "Como dice el poeta, todas las parejas felices son iguales, son las infelices las que tienen historia"

  • Poma ha escrito:

    ..El futuro está muy definido. Otra cosa es que intentamos hacer regates estúpidos que casi nunca nos salen bien y volvemos al banquillo abatidos primero por el error y contentos más tarde porque podemos descansar.
    Comentarío del autor, sobre esa nota añadida.Lo suscribo totalmente.

    Dense con un canto en los dientes los que tengan esperanza ¡¡ Mi más sincera enhorabuena.