Nombres (3)

Teresa.
Multitud. Todos quieren llegar un instante antes. Corren en una misma dirección. Los más rápidos giran a la derecha y el resto realiza un movimiento preciso, idéntico, para seguir un rastro estúpido.
Ella observa. La taza de café agarrada con ambas manos. En el cenicero un cigarrillo que despide humo con lentitud, también. Apenas mueve los ojos, parece tener la vista fija en un punto que está por encima de los miles de cabezas que pasan por delante de ella. Sabe que buscar es un esfuerzo estéril. Siempre encuentra lo mismo, el mundo es uno.
Cree que llega el momento. Multitud. Derecha, rápida hacia el edificio oscuro. Ella izquierda.
Agarra las solapas de la rebeca. Se cubre el pecho cruzando las manos una sobre otra. Cuando comienza a caminar, el cosmos se ralentiza. No ella. El cosmos entero.
La multitud confusa vuelve a modificar el rumbo. Gritos acusando a los primeros que ceden el puesto a otros. Cierra tras de sí la puerta. Se frota los párpados hasta que logra ver cientos de luces enanas que se mueven en desorden. Su propia constelación. Niega con la cabeza al escuchar voces en el exterior. Arquea ligeramente las cejas. Toma el libro. Lee. El cosmos inmóvil.
© Del Texto: Gabriel Ramírez Lozano


6 Respuestas en “Nombres (3)”