Nuevo diccionario religioso 2011-2015

Altísimo: Nombre con el que algunos se refieren a Dios sin que especifiquen sus medidas exactas.
Biblia: Volumen de relatos fantásticos escrito hace muchos años. Hay quien dice que Gabriel García Márquez, después de leer este libro, pensó en su “Crónica de una muerte anunciada”.
Cruz: Lo que llevamos muchos a cuestas. También puede llamarse hipoteca, factura, cuñado, etc.
Dios: Mudito.
Espíritu Santo: Tórtola. No confundir con la marca de zapatillas deportivas del mercadillo.
Flagelación: Escuchar atentamente y de forma reiterada un discurso político sobre la situación económica.
Génesis: Grupo de rock progresivo creado en 1967.
Hipnosis: Charla con un sacerdote. También se conoce como confesión.
Insólito: Todo aquello que nos intentan vender desde los púlpitos.
Juan: Evangelista. Pero, también, puede ser un obrero de la construcción, cajero de un supermercado o cualquier otra cosa. Lo que pasa es que este es famoso y me he visto obligado a mencionarle.
Kiosco: Lo que se les terminará cayendo a los obispos.
Lázaro: Un tío con suerte.
María: Himen de acero.
Niño: Persona pequeñita que no debe ir sólo a algunas iglesias.
Ñesucristo: Dios muy español.
Olimpo: Lugar lleno de dioses que el gobierno griego expropiará proximamente.
Procesión: Acumulación de personas (colocadas en fila de a uno) que se produce, cada mañana, a las puertas de las oficinas de empleo.
Quemamiento: Afición de un tal Torquemada. Pero siempre con otros como víctimas. Nadie ha podio afirmar de forma rotunda que ese hombre se quemara, por ejemplo, los huevos a pesar del deseo multitudinario de sus paisanos.
Reestreno: Lo que ocurre cada domingo de resurrección.
Santo: Contribuyente.
Templo: Centro comercial de más de 1000 metros cuadrados.
Ungido: Ceaucescu.
Vedette: Monja que roba niños a la salida del juzgado.
X: Signo con el que se rellenan cuadritos en la declaración de hacienda. Uno de ellos (si es marcado) hace que parte de sus dineros vayan a parar a las arcas de la iglesia. Ustedes sabrán lo que hacen.
Yerba: Lo que se fumaron algunos antes de escribir libros sagrados.
Zombi: Personas muy creyentes que viven la resurrección de los muertos antes del día del juicio final.

Imagen de previsualización de YouTube

2 Respuestas en “Nuevo diccionario religioso 2011-2015”