Reinos perdidos

El cielo se va ordenando con tranquilidad. Los huecos que dejan las nubes se van rellenando. Y, al rato, un día corriente se ha convertido en el otoño gracias a lo opaco del gris. Los pájaros, que dejaron de revolotear impacientes entre los edificios hace tiempo, se echan en falta. Entre amarillos, rojos y marrones, aún se ven los verdes que se deslizan hacia la nada. El aire espeso se hace fuerte, poderoso en el reino que pierde para recuperar una y otra vez. Sólo puede con él algún rayo de sol confundido, fugado, en el lugar equivocado.
Detrás del cristal. Imaginando un frío intenso, mostrenco; frotando las manos ya templadas que intuyen el frescor. Si abriera la ventana podría agarrar un bloque de aire frío, moldearlo hasta encontrar mi propia forma. Preguntar. Obtener respuestas que el pensamiento desordena y, obstinado, no deja ver. La consciencia es cobarde. Detrás del cristal. Imaginando. Tal vez conocer la respuesta exacta sea una equivocación, un camino sin posible retorno, la razón por la que todo desaparecería de un solo golpe. Imaginar es posible, no hay límites, nos permite fantasear con una valentía endeble convertida en virtud original. Lejos de un cielo gris que amenaza lluvia o cualquier otra cosa. Un millón de amenazas en forma de respuestas que nadie quiere saber. Mejor imaginar, inventarse un mundo que pueda soportarse.
Detrás del cristal. Mientras los pájaros revolotean entre edificios extraños, al mismo tiempo que el frío está perdiendo su reino en otro lugar desconocido. Como el pensamiento.


4 Respuestas en “Reinos perdidos”

  • Núria A. ha escrito:

    Debo reconocer que me ha gustado mucho. Quizá sea porque hoy hace frio y tengo el pensamiento desordenado.

  • Edda ha escrito:

    Mejor imaginar, sí. Pero cuando la realidad llama a la puerta para hacerse paso, la imaginación sale volando por la ventana. En nuestra mano está hacerlas convivir.

  • admin ha escrito:

    Núria, tal vez el texto no esté mal además de su frío y pensamiento desordenado.

  • M. ha escrito:

    Imaginar… ¿Aunque sea un sucedaneo de vivir?

    El texto me gusta ,ojo¡¡