Sabor de madre

– ¡Es delicioso! Me recuerda al guiso que hacía mi madre los domingos. Un poco de carne, patatas, pimiento, cebolla y una pizca de sal. Y el punto secreto. Una cucharada de tomate. Si estaba frito mejor. De verdad que está buenísimo.
– Pero ¿se puede saber qué dices? Estás comiendo lentejas. Me tienes harta con tanto recuerdo y con tanta madre para aquí y para allá. Harta del todo.
– Pues yo creo que deberías ponerte contenta. Mi madre era una cocinera excelente.
– ¿Quieres más, amor?
– ¿Qué haces? Joder, a qué viene eso, me has puesto perdido. Madre mía.
– No pasa nada, los recuerdos no dejan mancha. Gilipollas.

© Del Texto: Gabriel Ramírez Lozano


4 Respuestas en “Sabor de madre”

  • MERCHE ha escrito:

    Madre mía.. madre mía…. algunos recuerdos son cansinos.. jejejejej

  • AlmaLeonor ha escrito:

    ¡Hola! No hay peor mancha en una pareja que alabar los guisos de la madre y no los de la esposa… Bueno si… hay una mancha peor… ¡¡¡Que el gilipollas no cocine el guiso si tan bien lo recuerda!!
    Besos.AlmaLeonor

  • Edda ha escrito:

    Juassssss, tenía que ser salado.
    No podía ser de otra manera. El recuerdo de una madre no puede ser agridulce. :)

  • Ana M. Lozano ha escrito:

    Jaja, qué bueno…
    Los recuerdos traen malas consecuencias, a veces.
    Delicado tema musical.