Saga

Su bisabuelo se arruinó durante la crisis económica de mediados de siglo. Se suicidó. El abuelo logró salir a flote con el negocio de las mandarinas. Fracasó por su afición a los bares de alterne. Apareció muerto en la cama de una puta con fama de tener muy mala leche. Su padre gastaba lo que ganaba al mismo tiempo. Un día no ingreso lo que esperaba, no pudo pagar sus deudas y apareció muerto en la cuneta de una carretera. Ella, la única mujer descendiente directa de aquel suicida, orgullosa e insensata, contraerá matrimonio mañana a las doce en punto.
© Del Texto: Gabriel Ramírez Lozano

9 Respuestas en “Saga”