Seguridad

Nos sentimos seguros pensando que eso que nos conmociona nadie lo puede llegar a saber. Nadie que no seamos nosotros mismos. Amamos, odiamos, queremos venganza o sentimos predilección creyendo que eso queda oculto tras una sonrisa o el silencio.

Sin querer lo vamos haciendo público con la sonrisa o el silencio. Lo oculto es traicionero. Sólo funciona la mentira por mostrenca y sucia que sea. O la verdad por arrogante y cruel. Nunca ocultar, escamotear fichas del puzzle.

Nos sentimos seguros cuanto más ocultamos de lo que somos.

Sin querer nos rodeamos de nuestros restos que se amontonan chivatos.

Nos sentimos seguros sabiendo que todos somos iguales. Finalmente, lo somos.


Comentarios cerrados.