abr 5 2014

Nuevo diccionario político 2011-2015

Acelga: Político con cara de circunstancias.
Borrico: Político demostrando lo que sabe.
Cabezada: Movimiento reiterado de cuello y cabeza del político que escucha a sus votantes.
Chollo: Político. Monarca. Duque de Palma. Chorizo. Etcétera.
Daltónico: Político que no distingue entre el rojo y el azul.
Elecciones: Tongo.
Falso: Político.
Gastar: Oficio del político.
Homilía: Discurso propio de los políticos de derechas.
Iluminado: Gilipollas que se hace político.
Jurel: Político nadando. Coincide con el nombre del pez teleósteno dado que poseen la misma inteligencia.
Kiwi: Lugar de donde le salen las cosas a los políticos.
Ladrillo: Dios de los políticos.
Llorica: Político opositor.
Malhechor: Político.
Negro: Futuro.
Ñoña: Futura alcaldesa de Madrid. Esta no es política aunque se lo hace.
Obligación: Término en desuso aborrecido por los políticos.
Patera: Embarcación que sirve para salir de España con rumbo a la costa africana.
Quitar: Ejercer un cargo sea cual sea.
Recogepelotas: Funcionario que lleva a los políticos fuera del hemiciclo una vez que ya no pueden hacer más reverencias al líder.
Setentón: Joven político.
Teatro: Hemiciclo.
Urbanizar: Objetivo de todo político que se precie.
Verbena: España.
Whisky: Bebida que toman los políticos mientras ven por la televisión como la policía disuelve una manifestación a hostia limpia.
Xenófobos: Políticos que obtienen un buen número de votos en las elecciones aunque nadie reconoce haberlo hecho (votarles, digo).
Yugo: Eso que tiene usted encima y le está jodiendo.
Zozobra: Europa.