nov 22 2009

Antropología moderna

Hace un millón y medio de años un homínido (probablemente una) comenzó la carrera de la evolución más impresionante que conozcamos hasta hoy. Golpeando un objeto contra otro logró una primera herramienta. El hacha con forma de lágrima. Al rato estaba sacudiendo con este objeto al de al lado.
Hace unos segundos, un perturbado ha golpeado con un hacha metálica en el cráneo de su esposa. Ese mismo tipo ha pensado más y mejor en el último minuto que todos los homínidos juntos en un año. Aunque de poco le ha servido. No ha inventado nada. Sólo es un relevista más en la carrera hacia declive de occidente.
© Del Texto: Gabriel Ramírez Lozano