feb 21 2011

Una palabra

Hoy, el centro del universo es esa gota de terror que mantengo en equilibrio. Entre las yemas de los dedos. Queriendo que no se escape, cueste lo que cueste.
Eso son los momentos de felicidad, los que provocan angustia antes de desaparecer.
Ser consciente de lo efímero de la vida nunca es tan doloroso como dejar de sentir eso que, por un momento, te convierte en eterno. Sólo un instante enano, pero suficiente.
Llevaba un par de semanas intentando encontrar una palabra. Exacta, exclusiva, secreta. Y ya la tengo en mi poder.