jun 21 2011

Desengaño

Desengaño es descubrirse a sí mismo cuando adivinas a otro. Porque las ilusiones se desvanecen al saber que todos somos imperfectos. Proyectamos sobre otros lo que quisiéramos ser, modelamos un tú con la imaginaria figura del yo, damos un color perfecto hasta en la sombras. Pero de nada sirve porque la realidad se muestra, una vez más, terca. Y un día, cuando miramos creyendo ver lo que nos parece una obra de arte, aparecemos de frente con todas nuestras miserias de siempre aunque cargadas por otro. Un invento. Un desengaño.