may 23 2012

Acción. Reacción

Dibujo el pentagrama en el aire. Sobre las notas que ya suenan en la ausencia; colocando una realidad lejana.
El cenicero se desborda en su centro, los papeles se hacen añicos rasgados con su propia inutilidad. Una lata vacía apoyada sobre un cetro de cansancio.
Escribo algo que estalla en forma de idea. Alguien me habla aunque lo dicho rebota con insistencia formando un dibujo desigual. El mundo es yo. El resto, más mundo, pero con la ausencia de mí.
Un toro degollado no es un animal muerto. Una mujer bárbara puede encaramarse a lo delicioso. Pienso en ello mientras la cartografía dice que lo útil está en la habitación de detrás.
Y, ahora, cuando tú lees, el sentido llega a rastras buscando escape. Miras atónito. Agarras lo que puedes. A la caja de madera vieja. Es su lugar. Una enorme fiesta.
Es ese el proceso y no otro. Un libro es un objeto. Otro mundo, quizás, deseado. Pero del otro, del que amanece con la soberbia en el fondo del vaso.
La música se inquieta. Una realidad se pega rechinando. Y la otra, la de verdad, se difumina de nuevo.


ene 28 2011

Conversación en La Catedral

Si alguien quiere saber hasta dónde puede llegar la capacidad de fabulación de un buen escritor, si alguien quiere saber como esa capacidad para inventar historias se ordena en una novela, si alguien quiere comprobar que escribir es una de las cosas más importantes que el hombre ha hecho jamás, lo que tiene que hacer es asomarse a Conversación en La Catedral de Mario Vargas Llosa. Una espléndida novela que muestra lo que supone la escritura con total claridad.

Durante la conversación que mantienen los protagonistas de la novela en un bar de Lima, iremos conociendo una historia dura y cruel, de éxitos y grandes fracasos, de injusticia, de amor, de amistad o de desilusión. La política, las relaciones humanas, la corrupción, la maldad y la locura serán vehículos que Vargas Llosa utilice para llegar a configurar un mundo en el que sólo un ser humano puede sobrevivir.

La novela de Vargas Llosa es exigente con el lector. Mucho. Los cambios de registro constantes. El número de personajes extenso. Las modificaciones en el tempo acompasados con las bruscas variaciones espaciales y temporales hacen obligatoria una alerta que impida perder el ritmo narrativo. El vocabulario desconocido. Frases inacabadas en las que la reverberación del lenguaje aparece con claridad aunque producen un pequeño conflicto hasta aprender a leer de este modo. Diálogos de una potencia descomunal que dibujan los rasgos fundamentales de cada personaje a veces sin que lo sepan ellos mismos.

Calificación: Excelente.
Tipo de lector: Conviene tener cierta experiencia para leer esta obra.
Tipo de lectura: Una vez que el lector se situa es fascinante.
Engancha desde el principio.
No le sobra ni una página.
Argumento: Varias historias buscan su punto común para ser una sola. Un trabajo colosal.
Personajes: De todos los tipos y colores. Y perfectamente dibujados.
¿Dónde puede leerse?: A ser posible en un lugar tranquilo.


Zoot SimsLow Life