Tiempo

Los mapas crecen a medida que pasa el tiempo. Lo que fue distancia se ha convertido, sin saber cómo, en infinito. Una ciudad cualquiera es, ahora, un recuerdo de otros tiempos que, en el olvido, juguetea con aquello que nos dijimos antes de caminar por la playa. Todo es hace mucho tiempo. Hace mucho tiempo soy ahora. Lo que va quedando.
La línea roja que dibuja un trayecto perdió el sentido cuando acabó. Pero, hoy, llega en forma de rostros que reposan frente a una montaña entonces inmensa.
La vida se desmaya mirando retratos.
Un gesto sujetando la caída desde lo más alto del pasado pintado en un puñado de palabras que encuentro en el diccionario al escribir. Eres sagrada, perfecta, bondad o acuarela. Y, quizás, al pasar la página, las palabras oscurecen el papel hablando de aquella herida en el hombro o de un milagro imposible.
La vida se desmaya entre tus dedos.
© Del Texto: Gabriel Ramírez Lozano


6 Respuestas en “Tiempo”

  • Edda ha escrito:

    Hay cosas que el tiempo no cura ¿verdad? Siempre vuelven.

  • POPY ha escrito:

    Me encanta.

    Besos

  • Poma ha escrito:

    Maravillada, que bonito texto.

  • Ana María Lozano ha escrito:

    El tiempo. ¿Es como una cárcel de la que no podemos salir? Tal vez sea un lenguaje también, a través del cual sabemos lo que somos ahora y lo que fuimos. Tiempo, una palabra tan importante, imprescindible en este mundo. Y tan incómodo que todo y todos debamos pasar por él. Bello texto. Me ha encantado.

  • Isadora ha escrito:

    El tiempo es simplemente una excusa para intentar poner remedio a lo irremediable, y lo auténticamente irremediable somos nosotros que nos dejamos perder en la pura anécdota con pretensión de eternidad.
    Por cierto, ¿era irremediable cambiar el reloj? La verdad es que tenía su aquél.

  • Isadora ha escrito:

    Me temo que se me ha ido una tilde de más. Lo siento.