Toma y daca y nada

– No te preocupes por mí. Siempre me he sabido buscar bien la vida. Saldré adelante. Aún me considero un tipo duro.
– ¿Por qué no quieres que te ayude? Es estúpido por tu parte. Deja esa imagen de hombretón a un lado.
– Lo que no tiene sentido es que me hayas destrozado la vida y ahora me la quieras arreglar -dice mientras enciende un cigarro que se le cae inmediatamente- Incluso ahora que quieres parecer la dama salvadora no puedes evitar dejar claro que te parezco un gilipollas.
– Yo lo único que hago es decirte las cosas con claridad.
– No, lo único que haces es pensar que el mundo eres tú. El hueco que dejo lo tendrás que rellenar con lo que puedas, tal vez con un auténtico imbécil. Sólo así te podrás dar cuenta de lo que has tenido al lado.
– Y tú ¿con qué lo llenarás? ¿Una mujer inteligente? ¿La gran belleza del planeta? ¿Con la reina de Saba?
– Que va, conmigo mismo. Ya me encontraré por el camino. Ya me encontraré.
Cuando llega a la calle se ajusta la mochila en los hombros. Apenas pesa porque apenas la llenó con cuatro cosas. Comienza a caminar. Pasa por delante de la pastelería, mira el escaparate, continúa, regresa y entra.
– Quisiera ese pastel, por favor.
Lo come despacio. Mientras, piensa en la cantidad de años que deseó hacer algo tan insignificante. Busca una explicación para justificar algo así. Pero no la encuentra.
© Del Texto: Gabriel Ramírez Lozano


6 Respuestas en “Toma y daca y nada”

  • Edda ha escrito:

    Sí la hubo. Durante años pensó que hacía lo correcto y dejaba de lado esos pequeños detalles. Esos que cobran sentido cuando ya no queda nada.

  • Anonymous ha escrito:

    Hay que ver que lo que siempre se acaba echando de menos, son las cosas menudas.

    Núria A.

  • POPY ha escrito:

    Hola G.

    Creo que se comió el pastel para endulzar, aunque por un instante, la amargura que le quemaba la garganta.
    Creo que en esa situación agarrarse a algo externo, en este caso, un pastel te hace ver que la vida, sin él o sin ella, continúa de alguna manera.

    Besos

  • AlmaLeonor ha escrito:

    ¡Hola!
    Encontré un día recorriendo esos caminos de la vida, que lo más difícil que puede hacer una persona por amor es pedir ayuda. Además hay personas que no sólo es que no sepan,o les resulte difícil pedir ayuda, es que no quieren. Entonces todo su mundo, todo, se puede ver reducido a un pastel de crema.
    Besos.AlmaLeonor

  • Poma ha escrito:

    Llenarse con uno mismo, fundamental.Se trata de eso.
    Uno vez completos podemos compartirnos.

  • MERCHE ha escrito:

    Dicen que existe una filosifia de TOMA Y DACA que dice "No pidamos más de lo que somos capaces de dar, pero demos siempre más de lo que nos sentimos capaces de dar".
    y el "y nada"… siempre hay y queda algo…

    Saluditos….