Tratos (1)

– ¿Por qué quiere matarme? ¿Qué le he hecho a usted? No nos conocemos de nada.
– Soy un sicópata. No necesito razones. Y deja de hablar que me estás poniendo de mala leche.
– Sí, sí tiene razones. ¿Le pegaron en el colegio cuando era pequeño y gordo? ¿Tal vez la tiene tan enana que no se la encuentra? ¿Su madre no le quería?
– Joder, la cantidad de películas para anormales que ponen en la tele. No sigas por ese camino. Es al revés, hombre, deberías decirme cosas para tranquilizarme, o para hacerme sentir mal y que me viniera abajo. Así lo que vas a conseguir es que te meta una ensalada de hostias y te tenga vivo más de lo que desearás cuando empiece mi trabajito.
– ¿Hacemos un trato?
– Me parece bien, pero te diré yo en que va a consistir. Si abres la boca te corto un dedo, uno por palabra. Y si estás callado acabo contigo rapidito.
– Está como una puta cabra.
– Un trato es un trato. Deja de moverte, coño, no vas a romper la cadena, idiota. Así, con la cinta en la boca no volverás a meter la pata. ¿Cómo decías? Ah, sí, está como una puta cabra. Si no me fallan las cuentas son cinco palabras. Este primero. Ahora sí que piensas que estoy loco, ahora. ¿Duele? Pues verás el anular lo que supone. Eso retuércete. Estás poniendo todo perdido. Vamos a ver esos pies. Este. Y ahora este. Y, por fin, este gordote. Ya te he dicho que yo no necesito razones para hacer estas cosas. Y que me estabas cabreando. Mañana vuelvo. Ya verás como se te han quitado las ganas de decir tonterías.
© Del Texto: Gabriel Ramírez Lozano


5 Respuestas en “Tratos (1)”

  • Carmen Neke ha escrito:

    Jajaja, ¿soy la única que se atreve a decir algo?

    Gabriel, no te vuelvo a leer a la hora del desayuno. No quiero ni pensar en lo que puede llegar a ocurrir en "Tratos (2)".

  • Edda ha escrito:

    Neke, a mí me ha dejado muda. Lo leí anoche y mejor no os cuento lo que he soñado. Yo no vuelvo a leerle antes de ir a dormir.
    Además no hago tratos con sicópatas, que después no puedo teclear ;P

  • Ana María Lozano ha escrito:

    Qué fuerte…
    Y las emociones fuertes molan (como se dice por ahí), pero esto…
    Yo ha he desayunado, pero sólo café con leche bebido, menos mal.
    Muy cierto es que los psicópatas son así, duros, crueles, y no son conscientes del daño que producen en otras personas. Nada de empatía tienen.
    Alivio escuchar el tema musical, pero no cerraré los ojos que si no, no podré leerte.

  • MERCHE ha escrito:

    Guauuuuuuu …. que sanguinario…. la LECHE!!!!!
    Dos palabras:
    IM——-
    PRESIONANTE….
    Eso si que es un trastorno sicotico.. espero que no se convierta en un TOC!!!
    JUASSSSSS.. JUASSSSSSSSSS

    Un saludito acojonaito… jejejej

  • Pepito Grillo ha escrito:

    Qué majo este chico. Menos mal que no le dio por decir "oye, seamos razonables, no me cortes nada porque yo te quiero, lleguemos a un acuerdo pacífico y bueno para ambos ¿vale?", porque si no fallan las cuentas a mí son 21 palabras. Eso significa veinte dedos y… Joder, no sigo.