Voluntad

Escucha sentada en el borde de la cama. Arrima un poco más la cabeza a la pared. Los gemidos, la respiración alterada, susurros. Puede oír todo si presta la atención suficiente. Un pequeño esfuerzo y sustituye a la mujer. Siente cómo las manos le agarran las caderas, un largo beso y.

No puede imaginar más. Eso es todo lo que ha podido ver en las películas. Mira la cama de al lado. Su madre duerme. Siente ganas, pero se siente culpable porque, al fin y al cabo, es su madre. Lo procura evitar aunque se ve con la almohada en las manos, apretando.

Al otro lado de la pared, quietud. Ella, agarrando entre los dientes, la desazón.



Comentarios cerrados.