Yo no soy funcionario

No soy funcionario. Me pareció que hacer otras cosas era más interesante. Además, eso de encerrarme durante meses para estudiar y conseguir plaza en un ayuntamiento o en el cuerpo de bomberos era demasiado. Nunca he entendido cómo alguien estudia y se esfuerza para terminar jugándose la vida vigilando la ciudad o en otro país. Miren como se lo pasan nuestros militares destacados en Afganistán. No sé, nunca lo tuve claro. Por ejemplo, estudiar medicina para terminar en un hospital del Estado y no en una clínica privada ganando dinero a sacos me pareció un atraso. En la administración pública no se hace nadie millonario salvo los que roban. Y me temo que los funcionarios no lo hacen. Ya sé, ya sé. También son funcionarios algunos de los que roban. Pero estoy hablando de la gran masa trabajadora que forma este colectivo. De los pocos que han encontrado una mina en la que expoliar a diario, hoy, no hablaré. Sencillamente, me aburre.
No soy funcionario. No lo soy. Soy un tipo normal y corriente. Un tipo que se toma un café en horas de trabajo para despejar la mente, un tipo que si tiene la posibilidad de tomarse un día libre (porque tengo derecho a ello) lo hago sin pestañear. No soy funcionario y cada mañana salgo a la calle sabiendo que no habrá basura acumulada junto a los árboles, que los cacos estarán en prisión vigilados por guardias civiles, policías y funcionarios de prisiones. De camino al trabajo (lo hago andando) veo entrar a cientos de niños en un colegio público del barrio. Lo hacen contentos porque allí les cuidan y aprenden y hacen lo que un niño debe hacer. Los encargados de algo tan fundamental sí son funcionarios. Yo no lo soy.
Empieza a ser preocupante que las cosas se vean de diferente manera. Es muy injusto criminalizar a padres y madres de familia que acuden a su puesto de trabajo con normalidad. No son los malos. No. Son personas normales y corrientes que se ganan la vida como cualquiera que no sea funcionario. Sí hay una diferencia, le guste o no le guste a la gente: trabajan al servicio de toda la sociedad. Piensen, por ejemplo, en la cantidad de personas se han quedado sin dormir esta noche para que todo funcione bien. Piensen (ya sé que es un engorro y las gestiones son pesadas) en cómo sería el mundo si no hubiera trabajadores en los centros oficiales ordenando el mundo. No son delincuentes. Eligieron un camino lleno de grandes esfuerzos para llegar al final. Esa es la diferencia. Muchas horas de estudio para acceder a un puesto de trabajo.
¿No serán los cargos políticos los que convierten todo esto en un desastre? Llegan con los que mandan cada cuatro años, con un sueldo estupendo, hacen lo que hacen y se van. Si es verdad que hay un problema de distribución del trabajo en la administración pública deben ser esos cargos los que lo resuelvan. No lo hacen y los funcionarios obedecen, mientras, órdenes estúpidas que no tienen ni pies ni cabeza, cambian sus puestos de trabajo porque a no sé quién se le ocurre que el edifico de enfrente es más bonito o lo que se les pase por la cabeza (siempre pensando en disparates, claro, porque hablamos de políticos y no de funcionarios). Si alguien cree (de esos que ponen a mandar en las administraciones) que la cosa no funciona que lo cambien; si existe un exceso de personal que no se convoquen oposiciones. Los funcionarios no tienen la culpa de todo esto. Sin embargo, llegan los nuevos y colocan a un montón de interinos, de personas señaladas con el dedo. Eso es lo que hacen. Gastar y gastar de mala manera lo que no es suyo. Es decir, robar.
Ser funcionario no debe convertirse en un estigma. Desayunar con los compañeros es algo que hacemos todos, hablar de fútbol lo mismo. Todos somos lo mismo. No entiendo por qué cuando hablamos de funcionarios nos la agarramos con papel de fumar. De verdad que no. Cada trabajador tiene un puesto en la sociedad y la sirve de un modo u otro.
Como sé que la frase estrella cuando se habla de esto es “sí, pero a ellos les pagamos entre todos” les pido que (si han pensado en formular la preguntita dichosa) piensen en esta respuesta: Todos estamos mejor gracias al esfuerzo que hacen y ellos, todos, trabajan por nosotros. Los demás tenemos intereses más particulares y por esa razón el sueldo llega de otro lugar.
No soy funcionario. Pero me parece angustioso e injusto lo que les están haciendo con este colectivo. Criminalizar su labor y, acto seguido, robarles sus derechos.
Este gobierno ha elegido la vía sencilla. Subir los impuestos, favorecer a la banca, esquilmar a los empleados públicos y aprovechar para (el colapso del miedo lo tapa todo) arrasar con todo. Parece que piensan: devolved lo que os dimos, desgraciados; que os estáis poniendo muy chulitos.
Es verdad que cada sector se ha llevado lo suyo en forma de recorte, abusos y demolición. No hay más que ver el número de parados y la vida a diario en la empresa privada. Es verdad que todos hemos ido calientes a la cama. Pero a mí no me insultan por trabajar. Y a los funcionarios tampoco, pero casi. A eso no hay derecho.
No cometamos más injusticias con este colectivo. Piensen que es fundamental para que las cosas funcionen. Son como usted y como yo.


49 Respuestas en “Yo no soy funcionario”

  • Merche ha escrito:

    No puedo estar más de acuerdo con sin esos . Que haríamos sin esos funcionarios al servicio de la sociedad, no solo la española, sino de todas.
    Necesita ayuda.. Solo hace falta decirles ar y allá van.

  • reque ha escrito:

    Soy una “de esos” de la rama sanitaria y sólo falta que me pongan una letra escarlata para estar marcada del todo.

    Siempre hemos estado en tierra de nadie: no tienes derecho porque no eres funcionaria sino estatutuaria pero ahora resulta que sí lo somos.

    “Por cuánto trabajar en un hospital…, pasar noches allí, trabajar festivos y no cobrar…”

    Me definían como pringada y de hecho lo era porque miraba a mi alrededor y la calidad de vida (incluída la monetaria) de los que me rodeaban era mucho mejor que la mía.

    Mientras todos los trabajadores tenían su subida de sueldo anual, yo tuve mi sueldo congelado durante años sin saber lo que era eso, contando los días que faltaban para volver a cobrar porque a veces no llegaba a final de mes.

    Ahora, de repente, paso a ser una apestada por tener un sueldo a final de mes, por tener un curro que muy pocos quieren…

    Soy “una de esos” a los que la gente comienza a mirar mal y que olvidan que cuando lo necesitan, tenga subida de sueldo o no, me quiten el cinco o el diez por ciento del sueldo, cobre o no la paga de navidad, esté o no a mínimos en el curro… estoy al pie del cañon.

    Muchos dirán que es mi “obligación”, que para eso “me pagan”, expresión que oímos día sí y día también. Y yo podría responderles a todas esas personas que vale, tú me pagas (según tú), pero permíteme decirte que pagas muy poco para el servico que te presto y en ningún lado dice que tenga que ser amable contigo, prestarte mis oídos, darte palabras de aliento, regalarte sonrisas para que tu mal sea menor, llevarme tus dolencias y preocupaciones a mi casa, llorar igual que tú la pérdida de un ser querido… No, nada de eso dice en mi contrato, ni siquiera en la letra pequeña, sin embargo, es lo que hago y más.

    Gracias por tu escrito

  • Fernando ha escrito:

    Vaya lucidez la tuya, Gabriel. No es que me sorprenda viniendo de ti, pero no es muy sencillo hallarla en estos tiempos.
    Un abrazo, amigo,

  • Veli ha escrito:

    Soy una mas de los funcionarios que ha sufrido recortes y congelacion de sueldo. Siempre somos los paganos de las crisis. Porque pertenecemos al Estado y somos el ejemplo que ponen a la hora de “apretarse el cinturon”. En los 90, y durante algunos años, sufrimos congelacion de sueldo viendo como el resto de los trabajadores tenian sus subidas salariales y algunos, por convenio, bastantes sustanciosas. Cuando conseguimos que nos subiesen el 1% !oh, que subida tan sustancial!, habiamos perdido una cantidad considerable en relacion con otras Administraciones y trabajadores en general.
    Por lo tanto, esta es una mas.
    Durante treinta años he trabajado al servicio del ciudadano. Ese ciudadano que me ha correspondido no pudiendo decir lo mismo, de la Administracion para la que trabajé durante tantos años.
    Siempre la reiterada respuesta “el sueldo seguro”. ¿y que sueldo?. Cuando enseñaba la nomina, pues habia quien ponia en duda la cantidad que decia, se asombraban. Nunca pensabamos que podiais cobrar esto los funcionarios, contestaban. Y claro, para compensar, nos daban “moscosos”, media hora para el cafe o flexibilidad para entrar o salir. Y eso, para tapar. Para que estuvieramos calladitos.
    Y en cuanto al trabajo: “para lo que hacen”. A cuantos querria ver, lidiando dia tras dia con una veintena o treintena de niños o de adolescentes. Y a cuantos querria ver, lidiando con manifestantes exaltados. Y a cuantos querria ver, cuidando de personas enfermas sobre todo en hospitales.
    !Que los echen a todos a ver si puedo meterme yo!

  • vera ha escrito:

    Un poco de sentido común… gracias. Un poco de humanidad… gracias. Menos mal que algunos conservan los sentidos… gracias.

  • josefina ha escrito:

    Si soy funcionaria, cuando las cosas van mal y me recortan, tambien cuando van bien y me congelan Bonito escrito Gracias

  • Un pringao.. ha escrito:

    Despues de leer este articulo, no se puede escribir nada más.Solamente volverlo a leer……

  • juan ha escrito:

    por que os empeñais en dar lastima???? cobrais mas que yo (.soy um ingeniero ), teneis mas dias de asuntos propios, mejor horario y casi no se os puede echar…..

  • L. Márquez ha escrito:

    Soy profesora de secundaria y agradezco de verdad leer algo en defensa de los funcionarios en general. Muchas gracias. Lo peor no es que nos recorten en sueldo o que nos quiten nuestros derechos, lo peor es ver que muchos se alegran de que sea así y nos consideran parásitos del sistema.

  • Mar ha escrito:

    Gracias

  • carlos ha escrito:

    Yo si soy funcionario, o militar, según interese mirarlo al político de turno, tengo la “ventaja” de que me pueden “sacudir” por varios lados y además no puedo manifestarme para protestar. Yo elegí mi profesión con sus pros y sus contras, no me quejo. Pero fastidia que cuando todo lo que tenemos encima es claramente responsabilidad de políticos y banqueros (no todos, también los hay que curran lo suyo), fastidia digo que el chivo espiatorio sea siempre el mismo. Espero que cuando salgamos de todo esto, la economía mejore, baje el paro, suban los sueldos, etc. también se acuerden de nosotros y nos suban los sueldos en las mismas condiciones que el resto de trabajadores… cosa que por experiencia, dudo mucho.

  • Begoña ha escrito:

    Nada que añadir. Gracias, muchísimas gracias.

  • Viola de Lesseps ha escrito:

    Yo soy funcionaria. Funcionaria de una tan denostada Diputación. Y me canso de tener que casi pedir perdón por haber estado tres años estudiando mientras trabajaba para tener lo poco que tengo. Muchas gracias de corazón por tus palabras, reconforta saber que aún hay gente que no nos ve como una panda de criminales.

  • Manuel Antonio ha escrito:

    Gracias por tus palabras. Defines bien el calvario que llevamos pasando desde hace mucho tiempo

  • Javier Riesgo ha escrito:

    Cuantos somos!! Un día somos pocos, otros días somos muchísimos.
    Estamos expuestos a los antojos de los políticos. Que malos empresarios, que malos gestores, que malos analistas…….

  • Susana Simal ha escrito:

    Gracias, gracias, gracias, aunque el sueldo ayuda a llegar a fin de mes, la dignidad es para siempre…

  • Pepe ha escrito:

    Muchas gracias.
    Un policía.

  • María ha escrito:

    Muchas gracias por tu escrito… Soy otra “estatutaria” de la sanidad pública a la que consideran funcionaria para lo malo… (lo bueno núnca llega).
    Me identifico plenamente y corraboro todo lo m que dice mi compañera de profesión Reque.
    A Juan el “ingeniero” le encuadro plenamente en el párrafo”… la frase estrella cuando se habla de esto es “sí, pero a ellos les pagamos entre todos” les pido que (si han pensado en formular la preguntita dichosa) piensen en esta respuesta: Todos estamos mejor gracias al esfuerzo que hacen y ellos, todos, trabajan por nosotros. Los demás tenemos intereses más particulares y por esa razón el sueldo llega de otro lugar.
    No soy funcionario. Pero me parece angustioso e injusto lo que les están haciendo con este colectivo. Criminalizar su labor y, acto seguido, robarles sus derechos” resentido como el resto… y no digo más.

  • Moli ha escrito:

    El escrito está genial. Es una pena que no circule por toda España, que no lo difundan en Tv, radio y los periódicos.

    A Juan le preguntaría que cuál es su trabajo. Yo soy Auxiliar Administrativa del Sermas. Trabajo en un Centro de Salud. Llevo como estatutaria (que no funcionaria)6 años, y anteriormente en el mismo puesto como interina 15 años. Tuve que estudiar y pasar una oposición para intentar no preocuparme por el tema trabajo. Saqué mi plaza con muchísimo esfuerzo, sacrificando los ratos que podía estar con mis dos hijos. Trabajando en casa y fuera de ella, siendo madre a tiempo completo. Y lo conseguí. Y tú, a parte de la carrera, ¿qué más has hecho?
    Hablas de que tenemos más días de asuntos propios. Puede. Hasta ahora teníamos 6. ¿Sabes en qué los utilizo yo? Los cojo los días en los que mis hijos no van al cole; los días en que los peques tienen fiesta y los padres no. Porque es muy difícil conciliar la vida familiar con la profesional y si no estoy en casa esos días, ¿tú me cuidas a los niños? ¿Gratis? No puedo permitirme pagar a una sra. para que me los cuide y aprovecho esos días para estar con ellos. No sé en el resto del funcionariado, pero te puedo asegurar que en el SERMAS, no se suple a nadie cuando cogemos los días de asuntos propios. Simplemente, como no hay dinero….. Y ahora me quedo sin 3 de esos días.

    ¿Que por qué queremos dar lástima? Para nada. Estoy segura que el que me daría lástima serías tú. Estoy segura de que yo disfruto mucho más de mi trabajo que tú. Estoy segura de que yo salgo con la cabeza muy alta y con la sensación de haberlo hecho bien. ¿Y tú?

    No somos unos parias. Somos trabajadores como los demás. Y eso de que nos pagan… A nosotros también nos quitan parte de nuestro sueldo para pagar a los parados, a los jubilados, ……

    Basta ya de meterse con nosotros !!!

  • Juan ha escrito:

    JUAN: no se trata de dar lástima a nadie. Yo también soy Juan, soy funcionario, policía para ser más exactos. Cobro 1.400€ al mes (cobro más que tú?), sueldo del que pasaré a cobrar un 5% menos en un par de meses (aunque ya me quitaron otro 5% en 2009). Con ese sueldo tengo una profesión en la que cada día me arriesgo en la calle. Mi horario es a turnos (como en muchas empresas privadas) y si me ponen un expediente sí se me puede echar. Tenemos más días de asuntos propios, sí, en eso te doy la razón (al menos este año, porque el año que viene pasaremos a tener 3). Aún así, ME GUSTA MI TRABAJO, por eso lo elegí y por eso intento hacerlo cada día lo mejor posible. Por eso sólo pido una cosa a cambio: RESPETO.

  • Rafael ha escrito:

    Para Juan (ingeniero): pues ya sabes. si quieres ser funcionario a estudiar oposiciones, que tienes que competir con cientos de aspirantes. donde no basta coon sacar un 5 pelao.

  • silvia ha escrito:

    Ya esta bien de justificarse y de disculparse, compadecerse o demostrar nada.
    Es hora de decir de una vez que lo único que funciona bien en España es la Función Pública,en todos los sectores.Llas estadisticas demuestran por si solas y de forma veraz que se han reducido el tiempo de pago de todas las prestaciones, se ha mejorado la recaudación, los tributos, el cobro de deuda, la calidad de la sanidad, de la educación, nivel cultural general, seguridad, servicios sociales, no se … es todo, carretetas., iluminación,trafico portuario, aereo, comunicaciones,justicia, nosotros somos todo y solo es el momento de decir BASTA YA| de tanta falta de respeto, estamos hartos, nosotros somos los que movemos y mantenemos este pais, y no lo hacemos con intencion de lucro sino de servicio, pero GRATIS NO! y menos pagando. Nuestro tiempo tiene mucho valor y no tenemos porque perderlo por culpa de un monton de inutiles que intentan vivir a costa de todos con la disculpa de gobernar( son los que supendieron jaja!)que no saben donde pisan PERO SABEN MANIPULAR LA IGNORANCIA de las masas y saben que les gusta que les llamen Barones o Señorias, solo se lo llaman entre ellos (que riduculo).
    Estos tratamientos que corresponden a un sistema medieval, feudal, es lo que les lleva a querer convertirnos en siervos, y no NACIMOS SIERVOS NACIMOS TODOS SEÑORES. Vamos a poner las cosas claras y a cada uno en su sitio. Ya lo dijo Montoro “SOMOS LOS MEJORES”, y por eso nos seleccionaron.

  • silvia ha escrito:

    |ORGULLOSOS DE SER EMPLEADOS PUBLICOS!

    |ORGULLOSA DE SER FUNCIONARIA!

    |SOMOS NOSOTROS EL SOSTEN Y EL GUARDIAN DE ESTE PAIS!

    NO LOS EMPRESARIOS, NI LOS POLÍTICOS, NI LOS BANQUEROS…NI LOS DEFRAUDADORES PROFESIONAELS LIBERALES Y DEMAS QUE TIENEN QUE ESCAPAR POR LA PUERTA DE ATRAS, A QUIEN QUIEREN ENGAÑAR?!!!

  • Pilar de la Peña ha escrito:

    GRACIAS !!
    Leerte reconforta.
    Yo tampoco soy funcionaria. Laboral fijo de la CM, no es lo mismo aunque entramos en el mismo saco, pero en estos momentos me apetece pregonar “estoy orgullosa de ser funcionaria”

  • rafa ha escrito:

    De acuerdo con Silvia, soy funcionario y no tengo que justificarme ante nadie, y si el señor ingeniero de antes ve tantas ventajas, que se aplique y apruebe unas oposiciones si es que puede.
    En cuanto al artículo solamente decir que empiezo a estar cansado de tener que ir por ahí dando las gracias a gente que nos defiende como se defiende a un cachorrito enfermo, es decir, por un lado estoy de acuerdo con lo que se dice, pero no me acaba de gustar ese tono paternalista, aunque es posible que nos lo hayamos ganado tras tantos años de tragar sin rechistar.

  • admin ha escrito:

    Rafa: Leer y dar las gracias es una opción. No leer y no dar las gracias, otra. Este artículo no se escribió buscando agradecimientos, ni utilizando tonos paternalistas.

  • rafa ha escrito:

    Para admin:estaba pensando cómo justificarme, pero creo que no lo haré. Mi impresión anterior en cuanto al artículo sigue siendo la misma, y no creo que escribir un comentario en el espacio destinado a los comentarios sea algo malo. Si no se buscaban agradecimientos, el hecho es que hay un montón, sin quejas hasta ahora. Y creo que sí existe un tono, si no le gusta paternalista, digamos que de hermano defendiendo al pequeñín de la casa.Tampoco me tome demasiado en serio, a la mayoría le ha encantado… en realidad a mi no me disgusta tampoco.

  • admin ha escrito:

    Gracias por leer este blog, Rafa,

  • Román ha escrito:

    Yo sí soy funcionario y sí, te quiero agradecer tu artículo porque ser funcionario no es un estigma, es una profesión. Y, lo importante, es ser una persona que lucha porque no pisoteen su dignidad. Y este es el momento. Y no se es más por trabajar para el estado que por estar parado o trabajar en la empresa privada. Ni tampoco menos.
    Repito, gracias, y me alegro de haber conocido tu blog.
    ¡Un abrazo!

  • JOSE LUIS ha escrito:

    Yo soy funcionario. Satisfecho de sacar dos oposiciones a base de estudiar y estudiar. Solo pido RESPETO. Gracias por ese escrito, que lo borda. Gracias.

  • Un currante ha escrito:

    No estudié oposiciones. No soy funcionario. Las oposiciones son un duro proceso de selección de “los mejores”…
    No soy funcionario, pero trato con ellos (Técnicos Comerciales del Estado, una oposición no demasiado fácil, dicen: presiden comités en los que deciden el destino de determinados fondos; el dinero que se recauda de los currantes). Y doy fe del pasotismo, la desidia y la ignorancia de estos tipos. Recostados, dormitando en sus poltronas, no disimulan su desinterés mientras me esfuerzo en explicar pros y contras de una operación financiera sufragada por los currantes. Al final de la exposición, ni una pregunta, ni un pero… Total, ¡no es su dinero! Y no tienen responsabilidad alguna. ¿Acaso la tienen los funcionarios de carrera?
    Algo que no comenta el articulista: es casi imposible despedir a un funcionario. “Pero somos muy, muy diligentes. Y además, somo los mejores entre cientos, miles de candidatos”, dirán los Sres. funcionarios. Porque, a no ser que metan muchísimo la pata, nadie les despedirá.

    ¿Servicio al ciudadano? Se trata al currante como un “usuario”, y no como a un “cliente”: Esto es lo que hay, son los únicos proveedores de determinados servicios. Si no te gusta que te proporcione un servicio lento y mediocre, pon una reclamación, te espeta el funcionario de turno, riéndose en tu cara. Porque sabe que su puesto está asegurado. ¡Basta de cuentos! A mi me pueden despedir. A Uds. no.

  • Pau ha escrito:

    Oiga, ¿No será que es usted muy aburrido al tratar con sus clientes? Es una posibilidad como otra cualquiera. Un buen conferenciante debe ser capaz de llamar la atención de los asistentes. Igual es usted un coñazo.
    ¿Le pueden despedir? ¿Le parece que eso es una gran ventaja? Pues oposite, buen hombre.

  • Carlos ha escrito:

    Soy funcionario con 20 años de carrera a la espalda, y aún no entiendo de dónde ha sacado la gente que a los funcionarios no se les puede despedir… para el “currante” creo que confundes funcionario con burócrata, en todo caso por ponerte un ejemplo; los bomberos(funcionarios) que han luchado recientemente cotra los incendios forestales como cada verano, también das fé de su “pasotismo, desidia e ignorancia de estos tipos. Recostados, dormitando en sus poltronas, no disimulan su desinterés” como éste, tantos y tantos ejemplos, personal sanitario, docente, policías y guardias civiles, militares… muchos de esos “pasotas ignorantes” como los denominas, se juegan la vida cada día, por un sueldo mediocre, para que el resto de la sociedad disfrute tranquila. Tú si que demuestras tu ignorancia.

  • Sandra ha escrito:

    jjajjajjjajaja que bueno solo hay que mirar las horas de los mensajes jejjejjeje trabajando??? que fuerte y se quejan y algunos les da hasta para repetir

  • Un currante ha escrito:

    A “Pau”, que con elocuencia comenta algo que nunca se ha escuchado “Un buen conferenciante debe ser capaz de llamar la atención de los asistentes”. La premisa es que los asistentes estén interesados por el tema al que “asisten”. En lo que toca a los insultos de “Pau”, no repondo a ellos cuando se debate. Mi educación no me lo permite
    A “Carlos”: ¿que los bomberos cobran poco? ¿Ud. cree que “la sociedad disfruta tranquila”, cuando los colegios privados, las empresas de seguridad privadas, los hospitales y seguros médicos privados y todo tipo de empresas florecen porque los currantes cada día están más descontentos con los servicios públicos? O que le cuenten a la mujer violada por “el Boca” tras salir de la cárcel lo bien que han funcionado los servicios públicos. O a los familiares de víctimas de ETA los presuntos etarras sin juzgar porque su delito ha prescrito…
    E insisto: a los funcionarios de carrera es casi imposible despedirlos.

  • Álvaro ha escrito:

    Yo sí soy funcionario. Un funcionario que, efectivamente, ha elegido estudiar, que ha elegido luchar contra otras 70.000 personas por una plaza, y que la ha conseguido por méritos propios, por su valía, su inteligencia, su esfuerzo y su dedicación. Y no, no soy un ególatra, simplemente me valoro a mí mismo, ya que aquellos ciudadanos que utilizan el servicio público que presto, no lo hacen. Es más, he tenido que escuchar muchas veces comentarios hirientes por mi condición de funcionario, que en nada tienen que ver con el trabajo que desarrollo.
    Y respecto a la coletilla de “yo te pago tu sueldo”, ya la he tenido que escuchar muchas veces. Y a esa sí que he respondido con un: “sí, yo también me lo pago al pagar mis impuestos, y también pago tus prestaciones, tu sanidad, tu educación (que no la tienes)…”.

  • Maria E. Sanz ha escrito:

    Yo he sido funcionaria 27 años, ahora ya estoy jubilada por enfermedad y sólo quería darte las gracias por este magnífico post de apoyo hacía nosotros y nuestro trabajo, que tan poca gente sabe apreciar.
    Muchísimas gracias y un saludo

  • Miguel ha escrito:

    Para el currante, No solo se puede despedir a los funcionarios, sino que efectivemente se esta haciendo en estos momentos (Lee periodicos y no veas tanto SALVAME). EN cuanto al mal funcionamiento, salvo contadas excepciones sabes quien trabaja como profesores en escuelas o universidades privadas o como médicos en empresas privadas (los que no han sido capaces de aporbar oposiciones) es decir los peores. Sabes que los medios económicos se estan desviando por parte de políticos a colegios publicos y semipublicos y a Fundaciones (hospitales públicos con gestión privada) mientras se recortan el presupuesto en los demas. Quisiera yo ver que hacías la gente como tú manejando presupuestos y medios como los que hay en la administración. Por cierto aquellos a los que te diriges en tus conferencias de trabajo decirte que no son funcionarios, Si no personal eventual. Elegido a dedo entre los mandamases políticos.
    Sabes que las sociedades mas avanzadas de europa y con mejor calidad de vidad (Ej. Suecia, Suiza; tienen un indice de funcionarios del 45%. (¿Por que será?).
    Por el resto gracias al autor del artículo, da gusto ver que hay gente en la sociedad que todavía piensa por si mismo.

  • Marimar ha escrito:

    GRACIAS

    Orgullosa de ser funcionaria!!!

  • Scherezade ha escrito:

    jajjaj con algunos me rio… al ingeniero que dice k no nos quejemos, tengo 32 años, soy maestra. Aprobé la oposición en el año 2009 después de estar estudiando y trabajando desde el día que acabé la carrera, allá por el 2001. He estado pagando academia, temarios, trabajando mucho para hacerme los mios propios, he llorado todo lo que he querido por superar la fase de oposición pero no la de concurso, y querido ingeniero tengo un sueldo base de 900 euros, el mismo que tenía cuando era teleoperadora… y todavía tenemos que oir por ahí y a todas horas que bastante cobramos para lo que hacemos. Yo trabajo con vuestros niños, con los tuyos también y los cuido y los quiero, y les enseño e intento que al menos sean felices, y me voy a mi casa y llevo trabajo para hacer, fichas que corregir, y también tengo que hacer mi casa… Por favor…

  • Marta ha escrito:

    Muchas gracias por su respeto y comprensión. Yo soy funcionaria, he aprobado concretamente tres oposiciones. En cuanto a Sandra, la ignorancia es muy atrevida y es lo que demuestran tus risas porque la gente escriba por la mañana,te hace gracia porque supones que escriben desde el trabajo. Quizás está noche quieras ir a trabajar por mi,así sabrás lo que es trabajar a turnos y lo mismo ya no te hacía tanta gracia que se tenga la mañana libre.

  • jgm_40 ha escrito:

    Hola a todos.
    Estoy de acuerdo con tu reflexión al 100%.
    Para todo el mundo que quiera denunciar algo o quiera saber en que país de taifas en el que estamos.
    http://www.denuncialo.host22.com
    gracias a todos y a ver si de una vez nos levantamos todos contra estas injusticias.

  • funcionario ha escrito:

    la estrategia del miedo, de echarnos a todos a pelear….etsá muy vista, y por desgracia seguimos picando!

  • Eddy Sevilla ha escrito:

    Totalmente de acuerdo con tu comentario. Es momento de apoyar a los funcionarios, aunque yo no lo sea. Pero si quisiera matizar dos cosas:
    -No toda la sociedad tiene estigmatizado al colectivo de funcionarios. Es más un tópico que una realidad, aunque siempre existe el pesado de turno que hace chistes al respecto. La mayoría social valoramos el esfuerzo y trabajo de muchos, especialmente sanitarios y docentes (por ser tareas tan sensibles).
    -Tampoco sería malo una pequeñísima autocrítica no es mala. El daño que hace al colectivo un mal funcionario debería hacer que existieran los mecanismos que sean para remediarlo. Por empatía hay que entender que aquel que haya visto frustrada sus gestiones ante la Administración (o demoradas sin razón) por un desinterés del funcionario concreto termine echando pestes del sistema. Animo a los funcionarios que, en la medida de sus posibilidades, denuncien estos casos, por el bien de todos, ellos y nosotros.

  • Cristina ha escrito:

    Yo sí soy funcionaria y me has emocionado. Gracias por tus palabras. Era madre soltera cuando me dediqué a estudiar por las noches durante un año, al acostar a mi niño, pero por lo visto, dentro de poco tendré que pedir perdón por todo ello.

  • maria ha escrito:

    Soy madre de funcionario, yo se el sacrificio que ha supuesto para mi hijo, estar estudiando años para poder conseguir esta plaza, mientras que él estudiaba sus amigos salian de fiesta y él no podia, se ha esforzado mucho.
    Ante todo este mensaje es para todos los funcionarios, quiero que os esteis satisfechos de ser lo que sois con todo el sacrificio del mundo y animo que esto mejorará, pero a este señor ingeniero que no esta de acuerdo pensar que no habrá pasado alguna oposicion “pobrecito”
    nada mas un beso y “animo.”

  • María ha escrito:

    Muchas gracias. El trabajo es un derecho no un privilegio. Yo me siento orgullosa de lo que hago todos los días. Pero por favor, basta ya de meterse con nosotros, lo único que hemos hecho es estudiar, aprobar y servir a la sociedad de la mejor forma posible. Soy maestra. Gracias por esta reflexion.

  • Un currante ha escrito:

    A “Miguel”: confundes los funcionarios de carrera con los empleados públicos respecto al despido. Por cierto, ¿cómo sabes que veo SÁLVAME? (con acento, por favor. Espero que no seas profesor…).
    Es triste ver cómo también me “explicas” quiénes son a los que me dirijo, desde la ignorancia que demuestras: un Técnico comercial es un funcionrio, y es a quienes me dirijo. Otra cosa es que sean nombrados a dedo, pero son funcionarios de carrera.
    Otro ejemplo que me viene al pelo respecto a la “eficiencia de los servicios públicos”: en un caso tan delicado como el del presunto asesino Bretón, un fallo imperdonable de la Policía científica hace prolongar 8 meses la investigación (con el derroche económico que ello conlleva). Sólo al recurrir la familia a dos forenses (pagados por ellos, por supuesto), se descubre la negligencia. ¿Cuántos casos habrá en los que no se ha poduido o considerado necesario recurrir a otros profesionales? Suma y sigue…

  • Montse ha escrito:

    Muchas gracias por tu escrito, reconforta ver que hay gente que piensa que somos personas normales que trabajamos para vivir, sin enriquecernos, como sí lo hacen los políticos y dirigentes de las Administraciones.
    Es una pena que la gente se deje llevar y nos vea como unos “enchufados”, cuando los únicos que son una lacra para el país y las administraciones son sus altos cargos y los políticos que cobran un pastón y tienen todos los derechos.